lunes, 5 de junio de 2017

40 años en Democracia

El 15 de junio de 2017 se conmemorará el 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas


40 años en Democracia - Evolución del espectro político español - Partidos políticos en España 1977-2017 -  Elecciones en España - el troblogdita - ÁlvaroGP - Social Media & SEO Strategist
40 años en Democracia
Evolución del espectro político español - Partidos políticos en España 1977-2017 -  Elecciones en España
el troblogdita - ÁlvaroGP - Social Media & SEO Strategist

En 1977 la Dictadura supo cerrar su último capítulo y, por el bien de España, dio paso a la Democracia poniendo la soberanía nacional en las manos de los españoles


Hubo grandes sacrificios y grandes apuestas por la unidad de España.

UCD, la Unión de Centro Democrático logró el número de votos suficientes para que Adolfo Suárez formara un gobierno. Un período de la Historia de España tan glorioso como mitificado. Acertado en muchos aspectos y erróneo en otros, como las Autonomías que han desangrado y desangran a España como sordina para acallar a los independentistas.

Se legalizó el Partido Comunista. Detalle a tener en cuenta porque ninguna dictadura comunista ha hecho ni habría hecho lo propio con sus rivales políticos. Esto solo sucedió en España, porque la dictadura comprendió que el único camino para España era el de las urnas.

Se preparó el terreno recuperando las Instituciones más relevantes, entre ellas la de la Jefatura de Estado, que recayó en SM el Rey Juan Carlos I, en dos etapas, la primera transitoria como sucesor al frente del Estado de Franco y después refrendada y legitimada con la nueva figura de la Monarquía Parlamentaria. Se elaboró (y después se aprobó en Referéndum) la nueva Constitución Española.

Todo esto para entender, y he pasado muy de puntillas, el panorama social que albergaba España en aquellos días, de cara a sus primeras elecciones democráticas. 

Han pasado 40 años desde las primeras elecciones y veo, con todo el dolor de mi corazón que en algunos aspectos han sido 40 años perdidos en tanto en cuanto, si ponemos el espíritu de la Transición sobre la mesa, vemos que hemos andado para atrás, como los cangrejos. Hace 40 años se firmó la Paz ideológica entre derechas e izquierdas en aras de la convivencia. Zapatero desenterró los cadáveres de la Guerra Civil española para cubrir con muertos las lagunas de su gobierno. 40 años en los que hemos dejado de mirar todo lo que nos une como Nación para volver a tirar del espíritu revolucionario y los linchamientos públicos. Si Zapatero ha reabierto todas las heridas que parecían cicatrizadas y olvidadas con la Ley de Memoria Histórica la "revuelta" de Pedro Sánchez augura tardes de gloria en todas las plazas españolas.

El PSOE ha perdido su hegemonía izquierdista con la pérdida de ideología con Zapatero y el enrocamiento de Sánchez. La irrupción de Podemos ha enfrentado al PSOE en su propia guerra civil, recién ganada por Pedro Sánchez abogando por diluirse lentamente a favor de Podemos para encontrarse en el partido morado con los restos (también fagocitados) de Izquierda Unida. En estos momentos existe un partido bisagra entre los restos del PSOE y los harapos del PP: Ciudadanos. Dan bandazos y no saben hacia dónde van, perdiendo todo el protagonismo que les había brindado España al no saber para dónde mirar, si a su izquierda para atraer a los votantes del PSOE o a su derecha para reposicionarse en el mensaje españolista y barrer botos del PP.

El PP ya no existe. Es una sombra de lo que fuera y se diluye a puñaladas entre bandos rivales al más puro estilo Gangs de Nueva York. En su lugar apareció VOX pero no cuajó dejando a un amplio porcentaje de votantes de centroderecha española sin referencia ni partido al que votar.

Así está el panorama político español. Trufado de políticos de profesión que no han pisado la calle desde sus mocedades, habituados a medrar lamiendo posaderas y acarreando más problemas a los ciudadanos con cada decisión insensata que toman por desconocer el panorama laboral del país que gobiernan.

El panorama político ha perdido enteros con respecto a los políticos de hace 40 años. Han perdido compostura, estilo, formación, educación, estilo, clase, experiencia y sobre todo la dignidad.

El PSOE merecería un blog para si solo. Enmarcado en el centro izquierda - izquierda, a caballo entre nacionalistas y no nacionalistas vemos multitud de Partidos Socialistas que tan pronto se unían como se disgregaban. El actual PSOE está fragmentado por los cuatro costados y solo estuvo así de diseminado justo antes de la transición, llegando, en la actualidad, a apoyar vía abstención, al Partido Popular para poder hacer gobierno después de defenestrar a Pedro Sánchez enquistado y enrocado en el "No es No". El mismo Pedro Sánchez que acaba de ganar las primarias del PSOE y vuelve al ataque.


Factores que han contribuido a destruir la buena reputación que los políticos habían atesorado en la transición:



  1. Terrorismo: la falta de unión entre partidos ha minado la lucha contra el terrorismo en España. Hubo un tiempo en el que ETA estuvo asfixiada económicamente y también policialmente, con los gobiernos de Aznar. Zapatero traicionó el pacto antiterrorista negociando con ETA. Mariano Rajoy, lejos de estar con las víctimas asumió como propio el papel de Zapatero y remató a las víctimas del terrorismo y a sus familiares. Los terroristas han salido, salen y terminarán de salir de la cárcel y se han colado en las instituciones no solo vascas, también navarras y simpatizantes suyos en Madrid.
  2. Corrupción: Convergencia y Unión y el Partido Socialista hicieron (y todavía siguen haciéndolo en Cataluña el primero y en Andalucía el segundo) sus cortijos privados en los que nada podía hacerse sin llevarse mordida. En los últimos años, impregnado en la impunidad, el Partido Popular se ha sumado, sin alcanzar las cotas de los dos primeros, al estilo pendenciero de la camorra política de las comisiones
  3. Autonomías: Educación, Sanidad... si las Autonomías eran y son un chorreo de dinero multiplicando por 17 los gastos públicos, se han revelado como el comodín para colocar a los familiares y amigos de los partidos convirtiéndose en un nido de corrupción (ver punto 2). A esto le sumamos el descontrol y la anarquía reinante en materias como Educación y Sanidad y nos encontramos con una locura de mordidas pero ningún sentido a la hora de gestionar esas carteras
  4. Justicia corrompida: Los jueces son nombrados por políticos. Los políticos corruptos son juzgados por los jueces puestos por los políticos... es la pescadilla que se muerde la cola
  5. Ley Electoral obsoleta. Tenemos una Ley que hace distingos entre ciudadanos y el voto de un madrileño vale menos que el de otras provincias rompiendo por completo el principio de un hombre un voto en el que debería sustentarse la Democracia. A esto le sumamos las listas cerradas y no hay por dónde coger nuestra Democracia
  6. Pérdida de identidad: un mal común en toda Europa traído por los socialistas y mantenido por populares. Ambos han competido durante años para ver quién era más tolerante con todo aquello que no represente ni a Europa ni al cristianismo ni a la identidad de España y al final nos vemos condenados a perder nuestra identidad, nuestra Libertad y si me apuráis hasta nuestra tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario